Publicitat Google

dijous, 31 de març de 2011

Águas De Março


É pau é pedra
É o fim do caminho
É um resto de toco
É um pouco sozinho...

É um caco de vidro
É a vida é o sol
É a noite é a morte
É um laço é o anzol...

É peroba do campo
É o nó da madeira
Caingá, Candeia
É o matita-pereira...

É madeira de vento
Tombo da ribanceira
É um mistério profundo
É o queira ou não queira...

É o vento ventando
É o fim da ladeira
É a viga é o vão
Festa da Cumeeira...

É a chuva chovendo
É conversa ribeira
Das águas de março
É o fim da canseira...

É o pé é o chão
É a marcha estradeira
Passarinho na mão
Pedra de atiradeira...

É uma ave no céu
É uma ave no chão
É um regato é uma fonte
É um pedaço de pão...

É o fundo do poço
É o fim do caminho
No rosto um desgosto
É um pouco sozinho...

É um estrepe é um prego
É uma ponta é um ponto
É um pingo pingando
É uma conta é um conto...

É um peixe é um gesto
É uma prata brilhando
É a luz da manhã
É o tijolo chegando...

É a lenha é o dia
É o fim da picada
É a garrafa de cana
Estilhaço na estrada...

É o projeto da casa
É o corpo na cama
É o carro enguiçado
É a lama é a lama...

É um passo é uma ponte
É um sapo é uma rã
É um resto de mato
Na luz da manhã...

São as águas de março
Fechando o verão
E a promessa de vida
No teu coração...

É uma cobra é um pau
É João é José
É um espinho na mão
É um corte no pé...

São as águas de março
Fechando o verão
É a promessa de vida
No teu coração...

É pau é pedra
É o fim do caminho
É um resto de toco
É um pouco sozinho...

É um passo é uma ponte
É um sapo é uma rã
É um belo horizonte
É uma febre terçã...

São as águas de março
Fechando o verão
É a promessa de vida
No teu coração...

-Pau, -Edra, -Im, -Inho
-Esto, -Oco, -Ouco, -Inho
-Aco, -Idro, -Ida, -Ol
-Oite, -Orte, -Aço, -Zol...

São as águas de março
Fechando o verão
É a promessa de vida
No teu coração...


dimecres, 30 de març de 2011

Mujeres alteradas

Una mujer alterada no es una loca. Suponiendo que a las mujeres también nos consideren personas, una mujer alterada es una persona que está cambiando. Y creo que fue Borges quien dijo que los únicos que nunca cambian son los tontos y los muertos. Si bien es cierto que una cosa es sufrir un cambio y otra muy distinta es hacérselo sufrir a otros, convengamos que uno cambia cuando no soporta más lo que le pasa, por mucho que les pese a los que no puedan soportarlo.

Así, la que hasta ayer te esperaba despierta, te cambia la cerradura; la que te esperaba dormida, se compra portaligas; la que veía siete telenovelas, se anota en siete cursos; la que manejaba una empresa, se quiere ir a vivir en carpa; la que cuidaba a la suegra como a una madre, la interna en un geriátrico; la flaca se pone hecha una vaca y la gorda baja veinte kilos.

En el medio, te van tratando de "pirada", insatisfecha, ciclotímica, inmadura, egoísta y, por supuesto, del peor de los insultos: feminista.


Pero no todo es negro: muchos de nuestros cambios son recibidos con gran alegría por aquéllos que nos rodean, como nuestro nuevo marido o nuestro viejo analista.


Y no fue fácil para nosotras las mujeres, descubrir que teníamos derecho a cambiar. Por largo tiempo pensamos que lo mejor hubiera sido ser otra.

Hoy, que sabemos que hasta la más superada se come las uñas, estamos más contentas con nosotras mismas. Cambiando lo que no nos gusta y no sólo los pañales o el rouge. Y lo logramos.

En estos últimos años las mujeres cambiamos mucho. Antes, sólo estábamos obsesionadas por conseguir un marido. Ahora además, estamos estresadas por exigirnos logros profesionales, trastornadas por la culpa que nos provoca la maternidad y desesperadas por combatir la celulitis...!!!

¿Alterada? ¡¡ SÍ !! Y a mucha honra !!!

Maitena

dimarts, 29 de març de 2011

La mujer salvaje

eso es lo que tengo...
poemas
grandes muslos
pequeñas tetas
y
muchísimo amor.

Ntozake Shange

dilluns, 28 de març de 2011

Sobre el amor


Y él alzó la cabeza y miró a la multitud y un silencio cayó sobre todos, y con fuerte voz dijo: Cuando el amor os llame, seguidle, aunque sus caminos sean agrestes y escarpados.
Y cuando sus alas os envuelvan, dejadle, aunque la espada oculta en su plumaje pueda heriros.
Y cuando os hable, creed en él, aunque su voz pueda destrozar vuestros sueños. Como el viento devasta vuestros jardines. Porque así como el amor os corona, así os crucifica. Así como os agranda, también os poda.
Así como asciende a lo más alto, acariciando vuestras más tiernas ramas, que se estremencen bajo el sol, así bajará hasta vuestras raíces y las sacudirá en un abrazo con la tierra.
Os desgarra para desnudaros. Os cierne, para poder libraros de vuestras coberturas. Os pulveriza para volveros blancos. Os amasa, hasta volveros flexibles y dóciles.
Y os asigna luego a su fuego sagrado para que podáis convertiros en sagrado pan para la fiesta sagrada de Dios.

Todo esto hará el amor en vosotros, para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón y convertiros, por ese conocmiento, en un pedazo del corazón de la vida.
Si es vuestro miedo lo que os lleva a buscar solamente la paz y el placer del amor, entonces mejor cubrir vuestra desnudez y alejáos de sus umbrales hacia un mundo sin primavera en el cual reiréis, pero no con toda vuestra risa y lloraréis, pero no con todas vuestras lágrimas.
El amor no da nada más que a sí mismo, no toma nada más que de sí mismo. No posee ni es poseído. Porque el amor es suficiente para el amor.
Cuando améis no debéis decir "Dios está en mi corazón", sino "estoy en el corazón de Dios".
Y no penséis que podréis dirigir el curso del amor, porque el amor, si os halla dignos, dirigirá vuestro curso.
El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su plenitud. Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean así: De diluiros en el amor y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.
De conocer el dolor por sentir demasiada ternura.
De ser herido por la comprensión que se tiene del amor; y de sangrar de buena gana y alegremente.
De despertarse al alba con un corazón alado y dar gracias por otra jornada de amor.
De volver a casa al crepúsculo con gratitud, y luego dormirse con una plegaria en el corazón por el bienamado, y con una canción de alabanza en los labios......

Gibran, Khalil. El profeta

diumenge, 27 de març de 2011

dissabte, 26 de març de 2011

Soñar contigo


Déjame esta noche... soñar contigo,
déjame imaginarme en tus labios los míos,
déjame que me crea que te vuelvo loca,
déjame que yo sea quien te quite la ropa,
déjame que mis manos rocen las tuyas,
déjame que te tome por la cintura,
déjame que te te espere aunque no vuelvas,
déjame que te deje, tenerme pena.

Si algún día diera con la manera de hacerte mía,
siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día,
qué bonito seria jugarse la vida, probar tu veneno,
que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía.

Déjame presumir, de ti un poquito,
que mi piel sea el forro de tu vestido,
déjame que te coma solo con los ojos,
con lo que me provocas yo me conformo.

Si algún día diera con la manera de hacerte mía,
siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día,
qué bonito seria jugarse la vida, probar tu veneno,
que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía.

Déjame esta noche... soñar... soñar... contigo


divendres, 25 de març de 2011

Déjate querer

Por qué nos cuesta tanto a veces dejarnos querer? En muchas ocasiones es una defensa ante el miedo que nos produce que nos hagan daño. Pero hay que recordar que si no arriesgamos, no podemos ganar.

Por otro lado, para algunas personas una de las lecciones más difíciles de aprender de la asignatura de dejarse querer es conseguir a quererse a sí mismas.

Si no nos queremos y cuidamos a nosotr@s mism@s y no permitimos que l@s demás nos quieran y cuiden también, difícilmente podremos conseguir ofrecer una buena calidad de amor.

dijous, 24 de març de 2011

La taza de té

Es conocida la historia de Nan-in, un maestro japonés que vivió en la era Meiji, y lo que le sucedió con un profesor universitario que fue a visitarlo intrigado por la afluencia de jóvenes que acudían al jardín del maestro.
Nan-in era admirado por su sabiduría, por su prudencia y por la sencillez de su vida, a pesar de haber sido en su juventud un personaje que había brillado en la corte. Aceptaba en silencio que algunos se sentaran con él al caer de la tarde, pero no debían importunarlo después de la meditación. Entonces, parecía algo serio y hasta hosco, pero no era más que la necesaria readaptación mientras trabajaba en su jardín, pelaba patatas o remendaba la ropa.
El prestigioso profesor se hizo anunciar con antelación haciendo saber que no disponía de mucho tiempo, pues tenía que regresar a sus tareas en la universidad.
Cuando llegó, saludó al maestro y, sin más preámbulos, le preguntó por el zen. Nan-in le ofreció el té y se lo sirvió con toda la calma del mundo. Y aunque la taza del visitante ya estaba llena, el maestro siguió vertiéndolo. El profesor vio que el té se derramaba y ya no pudo contenerse.
- ¿Pero no se da cuenta de que está completamente llena? ¡Ya no cabe ni una gota más!
- Al igual que esta taza – respondió Nan-in sin perder la compostura ni abandonar su amable sonrisa-, usted está lleno de sus opiniones. ¿Cómo podría mostrarle lo que es el camino del zen si primero no vacía su taza?
Airado, el profesor se levantó y con una mera inclinación de cabeza se despidió sin decir palabra.
Mientras el maestro recogía los trozos de porcelana y limpiaba el suelo, un joven se acercó para ayudarle.
- Maestro, ¡cuánta suficiencia! Qué difícil debe de ser para los letrados comprender la sencillez del zen.
- No menos que para muchos jóvenes que llegan cargados de ambición y no se han esforzado por cultivar las disciplinas del estudio. Al menos, los estudiosos ya han hecho una parte del camino y tienen algo de lo que desprenderse.
- ¿Entonces, maestro, cuál es la actitud correcta?
- No juzgar, y permanecer atento.

dimecres, 23 de març de 2011

Fueguitos

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.
-El mundo es eso -reveló-. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano

dimarts, 22 de març de 2011

Aprender a callar

Los estudiantes de la escuela Tendai solían practicar la meditación mucho antes de que el Zen llegase al Japón.
Cuatro de estos estudiantes, amigos íntimos, se prometieron el uno al otro en cierta ocasión observar siete días de absoluto silencio.

Durante el primer día, todos permanecieron callados. Su meditación había empezado con buen pie. Pero al caer la noche, como fuera que la luz de las lámparas de aceite había empezado a palidecer, uno de los estudiantes no pudo evitar decir a un sirviente:
- Recarga esas lámparas.

Un segundo estudiante se quedó estupefacto al oír hablar el primero.
- Se suponía que no ibamos a decir una palabra – observó.

Entonces, el tercero dijo:
- Sois los dos unos estúpidos.
- ¿Por qué habéis hablado?

Y el cuarto estudiante concluyó:
- Yo soy el único que no digo nada.

Cuento Zen tradicional

dilluns, 21 de març de 2011

Leer

Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista; tienes que leer."

José Saramago

diumenge, 20 de març de 2011

Miss Celie's Blues

Sister, you've been on my mind
Sister, we're two of a kind
So, sister, I'm keepin' my eye on you.

I betcha think I don't know nothin'
But singin' the blues, oh, sister,
Have I got news for you, I'm something,
I hope you think that you're something too

Scufflin', I been up that lonesome road
And I seen alot of suns going down
Oh, but trust me,
No-o low life's gonna run me around.

So let me tell you something Sister,
Remember your name, No twister
Gonna steal your stuff away, my sister,
We sho' ain't got a whole lot of time,
So-o-o shake your shimmy Sister,
'Cause honey the 'shug' is feelin' fine. 


dissabte, 19 de març de 2011

Aniversario muerto

En el ciclo inagotable de la vida, no hay muertes sino renacimientos. Aunque un aniversario ya no se produzca, hay motivos más que de sobra para celebrar otras muchas fechas señaladas. Días de alegría, de inicios o de reencuentros. La importancia que tengan, como en tantos otros aspectos de la vida, será la que nosotr@s mism@s les otorguemos.
Felicidades!!

divendres, 18 de març de 2011

El Queso

He leído por fin "¿Quién se ha llevado mi Queso?" de Spencer Johnson. Me voy a permitir repetir las anotaciones que en mayor parte escribe Haw en las paredes del laberinto porque creo que merecen un recordatorio y resultan un resumen aunque escaso, interesante.

Tener Queso te hace feliz

Cuanto más importante es el Queso para ti, tanto más deseas conservarlo.

Si no cambias, te puedes extinguir.

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Olfatea el Queso con frecuencia para saber cuando comienza a enmohecerse.

El movimiento hacia una nueva dirección te ayuda a encontrar Queso Nuevo.

Cuando dejas atrás tus temores, te sientes libre.

Imaginarme disfrutando de Queso nuevo antes incluso de encontrarlo me conduce hacia él.

Cuanto más rápidamente te olvides del Queso Viejo, antes encontrarás el Queso Nuevo

Es más seguro buscar en el laberinto que permanecer en una situación sin Queso.

Las viejas convicciones no te conducen al Queso Nuevo

Al comprender que puedes encontrar Queso Nuevo y disfrutarlo, cambias el curso que sigues.

Observar pronto los pequeños cambios te ayuda a adaptarte a los grandes cambios por venir.

Particularmente yo estoy muy satisfecha de haber sabido reconocer en mí misma que ya no añoro el Queso Viejo ni sigo aferrada a la idea de que era mi única fuente posible de felicidad, que he sabido ir en busca de Queso Nuevo y que la simple búsqueda me parece un objetivo en sí. Y que ya hasta sospecho dónde está en realidad mi Queso!!

dijous, 17 de març de 2011

¿Qué escojo hoy?

Se dice que el discípulo de un venerable sabio, estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz, a pesar de las dificultades que tenía en la vida.
Intrigado, un día, le preguntó:

- Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro le respondió:

- Amigo mío, no hay secreto alguno en esto
- Cada mañana cuando me despierto, me hago la misma pregunta a mí mismo.
- ¿Qué escojo hoy? Alegría o tristeza?
- Y siempre escojo alegría.

Cuento del libro “Aplícate el cuento”, relatos de ecología emocional de Jaume Soler y Mercè Conangla

dimecres, 16 de març de 2011

Ser ejemplo

Se explica la anécdota de que una madre llevó a su hijo de seis años a casa de Mahatma Gandhi.
Ella le suplicó:
- Se lo ruego, Mahatma, dígale a mi hijo que no coma más azúcar.Es diabético y arriesga su vida haciéndolo.A mí ya no me hace caso y sufro por él.
Gandhi reflexionó y dijo:
- Lo siento señora.
- Ahora no puedo hacerlo.
- Traiga a su hijo dentro de quince días.
Sorprendido la mujer le dio las gracias y le prometió que haría lo que le había pedido. Quince días después, volvió con su hijo. Ghandi miró al muchacho a los ojos creando una gran conexión y le dijo:
- Chico, deje de comer azúcar.
Agradecida, pero extrañada, la madre preguntó:
- ¿Por qué me pidió que lo trajera dos semanas después?
- Podía haberle dicho lo mismo la primera vez que vino.
Gandhi respondió:
- Hace quince días, yo comía azúcar.

dimarts, 15 de març de 2011

El laberinto de la vida

La vida no es ningún pasillo recto y fácil que recorremos libres y sin obstáculos, sino un laberinto de pasadizos, en el que tenemos que buscar nuestro camino, perdidos y confusos, detenidos, de vez en cuando, por un callejón sin salida.

Pero, si tenemos fe, siempre se abre una puerta ante nosotros; quizás no sea la que imaginamos, pero si será, finalmente, la que demuestre ser buena para nosotros.

A. J. Cronin

dilluns, 14 de març de 2011

El deshielo

Se acerca la primavera, los primeros signos inequívocos están aquí. Se van alternando los días de lluvia con días de un sol expléndido que calienta la piel con ganas. La luz reconquista más y más horas a la noche. Se aproximan días de euforia, de reencontrar las ganas de salir al mundo y abrir los brazos al viento y sentir la vida en cada uno de nuestros poros, en nuestra respiración, en nuestros oídos y en nuestros ojos. Sentir. Sobre todas las cosas, sentir.

diumenge, 13 de març de 2011

Disfresses

M'agrada l'ambient de carnaval. No és una cosa que jo hagi viscut moltes vegades al llarg de la meva vida, ni puc dir que aquestes vivències hagin estat molt intenses. Potser és per això que no em sento especialment motivada a participar-hi, de manera que normalment m'el miro "des de la barrera". Aixo si, sempre em resulta divertit i em fa pensar que el proper any serà diferent i hi participaré. En tot cas, sempre queden les disfresses en la intimitat, que també tenen la seva gràcia (i molta).

Disfraces

Me gusta el ambiente del carnaval. No es algo que haya vivido muchas veces en mi vida, ni puedo decir que esas vivencias hayan sido muy intensas. Quizás sea por eso que no me siento especialmente motivada a participar, así es que suelo verlo "desde la barrera", pero siempre me resulta divertido y me hace proponerme que el próximo año será diferente y sí participaré. De todos modos, siempre quedan los disfraces en la intimidad, que también tienen su gracia (y mucha).

dissabte, 12 de març de 2011

It's Raining Again

(Oh, fill your heart again!!!)

Oh it's raining again, oh no my love's at an end.
oh no it's raining again, and you know it's hard to pretend
oh no it's raining again, too bad, i'm losing a friend
oh no, it's raining again, oh, will my heart ever mend
You're old enough, some people say,
to read the signs, and walk away.
it's only time that heals the pain,
and makes the sun come out again.
Oh it's raining again, oh no by love's at an end.
oh no it's raining again, too bad, i'm losing a friend
Da da da da da da da
Come on you little fighter
no need to get up tighter
come on you little fighter
and get back up again
Oh, get back up again,
oh, fill your heart again

Roger Hudson


divendres, 11 de març de 2011

És l'amor un art?

Qui no coneix res, no estima res. Qui no pot fer res, no comprèn res. Qui no comprèn res, no val res. Però qui comprèn, també estima, observa, veu... Com més gran és el coneixement inherent a una cosa, més gran és l’amor... Si algú creu que tota la fruita madura al mateix temps que les maduixes, no sap res sobre el raïm

Paracels

El amor es un arte?

Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. Quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve... Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor... Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas nada sabe acerca de las uvas.

Paracelso

dijous, 10 de març de 2011

Hexagrama 3


Chun: la dificultat inicial

A dalt K'an, l'abismal, l'aigua


A sota Chen, el suscitant, el tro


Solució general:

Cal desenredar la troca dels nostres problemes i ordenar les nostres aspiracions, els nostres objectius, les nostres vides.

A dins nostre hi ha una cosa positiva que vol sortir, manifestar-se, prendre forma i desenvolupar-se. Però aquesta cosa és nova, i per tant la situació sempre presenta dificultats. Però, si perseverem en el camí recte, si som com aquest bri d'herba que amb pacient perseverança va apartant els obstacles i s'obre camí a través de la dura terra, tot s'anirà aclarint i solucionant.

Hexagrama 3


Chun: la dificultad inicial

Arriba K'an, lo abismal, el agua


Debajo Chen, lo suscitativo, el trueno


Solución general:

Hay que desenredar la madeja de nuestros problemas y ordenar nuestras aspiraciones, nuestros objetivos, nuestras vidas.
Dentro de nosotros hay algo positivo que quiere salir, manifestarse, tomar forma y desarrollarse. Pero ese algo es nuevo, y por lo tanto la situación siempre presenta dificultades. Sin embargo, si perseveramos en el camino recto, si somos como esa brizna de hierba que con paciente perseverancia va apartando los obstáculos y se abre camino a través de la dura tierra, todo irá aclarándose y solucionándose.

dimecres, 9 de març de 2011

Una petita llegenda de poder

Era una tarda ennuvolada i freda, però els nens jugaven tranquilament; quan de sobte el gel es va trencar i un d'ells va caure a l'aigua. L'altre nen, veient com el seu amic s'ofegava sota el gel, va agafar una pedra i va començar a colpejar amb totes les seves forces fins que va aconseguir trencar la capa de gel i salvar el seu amic.

Quan van arribar els bombers i van veure el que havia passat, es van preguntar com podia haver-ho fet. La capa de gel era molt gruixuda, semblava impossible que amb aquella pedra i les seves mans tant petites hagués pogut trencar-la.

Llavors va aparèixer un home gran que va dir:

-"Jo se com ho ha fet".

-"¿Com?", van preguntar-li els bombers, i ell va contestar:

-"No hi havia ningú al seu voltant per dir-li que no es podia fer"...

Una Pequeña Leyenda de Poder

Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación; cuando de pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua. El otro niño viendo que su amiguito se ahogaba debajo del hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron:

-¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que lo haya podido quebrar, con esa piedra y sus manos tan pequeñas!!!!

En ese instante apareció un anciano y dijo:

-"Yo sé cómo lo hizo".

-"¿Cómo ?", le preguntaron al anciano, y él contestó:

-"No había nadie a su alrededor que le dijera que no se podía hacer"...

dimarts, 8 de març de 2011

Mi brujita

Me pregunto por qué pasamos allí tanto tiempo. Ellos no lo hacen con tanta frecuencia y son más impacientes.
Pero hoy me he visto tentada otra vez y he llamado a la puerta en busca de una nueva oportunidad. Y mientras reposaba mirando hacia lo alto, oía sus voces... y me ha parecido encontrar la respuesta. Luego he prestado atención durante un rato para cerciorarme que no iba equivocada.
Es un ejercicio de Oyakudachi puro, por dentro y por fuera. Llegamos con ganas de mejorar, de renovarnos y recuperar lo perdido. Y salimos con el alma y el exterior renovado.
Es curioso. Cuando llegamos, nos sentamos, miramos al frente y nos escudriñamos con bastante severidad.
¿Qué haremos?
Es la gran pregunta y cada una responde de una manera u otra, pero en realidad todas esperamos lo mismo: salir renovadas. Algunas saben claramente cómo llegar ahí mientras que otras, ante la duda, simplemente le devuelven la pregunta. Entonces, un vaivén de posibilidades, mientras nos acaricia la cabeza y valora los posibles resultados, nos mantiene en vila esperando el veredicto.
Dejamos nuestro destino en sus manos con la confianza que nos inspiran las imágenes colgadas en las paredes y la sorprendente belleza de una princesa que ya se va. Pero por encima de todo, persiste en nosotras el recuerdo de lo que fuimos y hoy queremos volver a ser.
Y como bruja con receta en mano que pone en su olla ancas de rana y lenguas de lagarto, nos prepara la pócima milagrosa. Nos dejamos embadurnar hasta la piel de color de sapo y entramos en una metamorfosis de forma inverosímil jamás imaginada fuera del lugar. Luego, aguardamos coronadas de plata cual sapo que impaciente ya quiere ser príncipe.
Empieza la cuenta atrás de nuestra transformación mientras ojeamos la vida de los demás. Bajo el hechizo, confundimos nuestra realidad con los deseos y por un momento, sólo un momento, nos parece que estamos más cerca de poder ser nosotras las protagonistas. Mientras tanto, la fórmula mágica va haciendo su curso y el proceso de metamorfosis va avanzando. Llega el momento de quitarnos los mejunjes con la tibieza del agua mientras sus dedos relajan nuestros pensamientos. El milagro todavía no es visible, aún falta que nos despoje de algunos lastres y recorte la pesadez que nos quita ligereza. Y dejamos que sus manos, rápidas y veloces, a la vez que suaves, nos modelen como si fuéramos barro y ella alfarero.
Pero aunque todas pensamos que el secreto está en las manos, el trabajo más laborioso lo realiza con el alma. Empezamos hablando del tiempo pero pronto afloran las noticias o la falta de ellas, mientras su mirada alterna nuestro yo con el nuevo. Va comprobando, una y otra vez, si el camino es certero para llegar a convertirnos en princesas. Y mientras hablamos y hablamos, ella escucha. Nos arropa con sus treinta años de experiencia escuchando. ¿Cuántas historias le habrán contado desde aquellos sillones?
Y para cada historia tiene un guiño simpático de complicidad, como quien toma un café con un amigo. Así que la metamorfosis, que empieza a ser evidente ya por fuera, empieza a hacer mella también por dentro. Y las conversaciones se cruzan entre ranas y sapos, unos esperando ser coronados y otros a punto de coronar. Y ella, después ya de tantos encantamientos, disipa las dudas de forma asertiva.
Y finalmente, como anhelábamos desde hacía tiempo, el espejo de Blancanieves nos dice que somos la más bella del lugar, incluso miradas por detrás. La lluvia de estrellas nos rocía antes de marchar para mantener el hechizo hasta las campanadas de las doce. Y caminamos ágiles y con la mirada altiva, como princesas recién coronadas esperando llegar a casa para sentirse las reinas de la fiesta.
Y aunque en realidad continuamos siendo las mismas, el hechizo nos demuestra que es cierto lo que cuentan, que detrás de cada rana o cada sapo hay siempre una princesa.
Mi brujita, y a la vez hada madrina, se apellida Sallès y, como la suya, como todas las peluqueras, está hecha de puro Oyakudachi.

Lydia Giménez Llort