Publicitat Google

dilluns, 31 de gener de 2011

Espiritualidad

Cuando el gorrión
hace nido en el bosque
no ocupa más que una rama.
Cuando el ciervo
sacía su sed en el río,
no bebe más que lo que le cabe en la tripa.

Nosotr@s acumulamos cosas
porque tenemos el corazón vacío.

Anthony de Mello

diumenge, 30 de gener de 2011

Escenas olvidadas

Era bello aquel momento
Y el rodar era cariño
Y dispuse en atrapar
Los momentos más antiguos

El primero de mi vida
Hasta la primera parada
Mis largos juegos pueriles
Mi corta noche romántica

Es muy malo el quererte
Como te quiero yo
Sin ninguna condición
Me ofrezco a tí enteramente

Cuantas las veces me absorbes
Para formar nuestra unión
Pero otras tantas en cambio...

Son escenas olvidadas
Repetidas tantas veces
No se ama a los sumisos
Simplemente se les quiere

Dame un abrazo bien fuerte
Nunca lamentes ni olvides
Con la cabeza bien alta
Deja que guarde esa lágrima

Eres persona independiente
Pero el amor es depender
Solamente me amarás
Si son paralelos los vaivenes

Cuantas las noches me absorbes
para formar nuestra unión
Pero otras tantas en cambio...

dissabte, 29 de gener de 2011

Sus historias naturales

León y cronopio

Un cronopio que anda por el desierto se encuentra con un león, y tiene lugar el diálogo siguiente: León.-Te como. Cronopio (afligidísimo pero con dignidad).-Y bueno. León.-Ah, eso no. Nada de mártires conmigo. Échate a llorar, o lucha, una de dos. Así no te puedo comer. Vamos, estoy esperando. ¿No dices nada? El cronopio no dice nada, y el león está perplejo, hasta que le viene una idea. León.-Menos mal que tengo una espina en la mano izquierda que me fastidia mucho. Sácamela y te perdonaré. El cronopio le saca la espina y el león se va, gruñendo de mala gana: -Gracias, Androcles.

Cóndor y cronopio

Un cóndor cae como un rayo sobre un cronopio que pasa por Tinogasta, lo acorrala contra una pared de granito, y dice con gran petulancia, a saber: Cóndor.-Atrévete a afirmar que no soy hermoso. Cronopio.-Usted es el pájaro más hermoso que he visto nunca. Cóndor.-Más todavía. Cronopio.-Usted es más hermoso que el ave del paraíso. Cóndor.-Atrévete a decir que no vuelo alto. Cronopio.-Usted vuela a alturas vertiginosas, y es por completo supersónico y estratosférico. Cóndor.-Atrévete a decir que huelo mal. Cronopio.-Usted huele mejor que un litro entero de colonia jean-Marie Farina. Cóndor.-Mierda de tipo. No deja ni un claro donde sacudirle un picotazo.

Flor y cronopio

Un cronopio encuentra una flor solitaria en medio de los campos. Primero la va a arrancar, pero piensa que es una crueldad inútil y se pone de rodillas a su lado y juega alegremente con la flor, a saber: le acaricia los pétalos, la sopla para que baile, zumba como una abeja, huele su perfume, y finalmente se acuesta debajo de la flor y se duerme envuelto en una gran paz. La flor piensa: «Es como una flor».

Fama y eucalipto

Un fama anda por el bosque y aunque no necesita leña mira codiciosamente los árboles. Los árboles tienen un miedo terrible porque conocen las costumbres de los famas y temen lo peor. En medio de todos está un eucalipto hermoso, y el fama al verlo da un grito de alegría y baila tregua y baila catala en torno del perturbado eucalipto, diciendo así: -Hojas antisépticas, invierno con salud, gran higiene. Saca un hacha y golpea al eucalipto en el estómago, sin importársele nada. El eucalipto gime, herido de muerte, y los otros árboles oyen que dice entre suspiros: -Pensar que este imbécil no tenia más que comprarse unas pastillas Valda.

Tortugas y cronopios

Ahora pasa que las tortugas son grandes admiradoras de la velocidad, como es natural. Las esperanzas lo saben, y no se preocupan. Los famas lo saben, y se burlan. Los cronopios lo saben, y cada vez que encuentran una tortuga, sacan la caja de tizas de colores y sobre la redonda pizarra de la tortuga dibujan una golondrina.

Julio Cortázar

divendres, 28 de gener de 2011

No hay rencor

Qué suerte la mía, que después del dolor no hay rencor, sólo agradecimiento y tiernos recuerdos. Qué suerte por no haber conocido esa frágil frontera que dicen que hay entre el amor y el odio. Suerte? o será que escogí bien el camino? Sea como sea, parece que cada instante que pasa me acerco más a un estado de serenidad que me parece ideal. No estoy dispuesta a permitir que se pudra nada en mi interior. Así como sale el sol cada mañana, como florecen los almendros o como llega la primavera; si la oscuridad llega a mi alma, lucharé por encontrar la manera de que vuelva la luz. Encuentre o no una nueva ilusión para mi vida.


María José Cabrera

dijous, 27 de gener de 2011

Reconstruyendo

Hoy hace un año que María perdió su corazón. Lo dejó atrás en el intercambiador de Santa Cruz de Tenerife a primera hora de la tarde. Se quedó en tierra mientras María se alejaba sola en la guagua camino del aeropuerto del sur mirando por la ventanilla. La sonrisa que se dibujaba en sus labios luchaba ferozmente por contener el torrente de lágrimas que manaba del vacío que estaba inundando su pecho.
Los primeros meses después de la pérdida fueron de un dolor tan intenso y profundo como María jamás hubiera sido capaz de sospechar. Aunque en realidad lo peor estaba por llegar.
En un momento que María no es capaz de precisar, ella sintió a pesar de la distancia, como su viejo y abandonado corazón se rompía en millones de pedazos, tan menudos como el polvo de una tormenta de arena en el desierto. Eso sí era un dolor que podía ocuparlo todo sin dejar espacio para percibir ninguna otra sensación.
Entonces siguieron unos meses de total desubicación, en los cuales María descubrió que se pueden hacer muchas de las cosas (todas no, hay algunas que María no ha sido capaz todavía de hacerlas) que hace el resto de la gente o que incluso ella misma había hecho tiempo antes como comer, beber, hablar, bailar, viajar e incluso ir a trabajar, y que es posible hacerlas sin alma. María se sentía entonces como una muñeca tirada encima de un coche en medio de la calle. Hueca y sin sentido.
A medida que seguía pasando el tiempo, muy poco a poco, María fue comprendiendo que sólo hay una persona en el mundo con la capacidad para dar sentido a su vida y rellenar de nuevo ese vacío interior, y que esa persona es ella misma. Al fin y al cabo, María no es un ser excepcional, ni una superheroína de cuento de hadas, pero es toda una mujer con toda la fortaleza que eso implica. Así es que cogió los poquitos restos desgarrados del órgano perdido (que todavía le producen un dolor incisivo) y con algo de lógica, un poco de fuerza de voluntad, el calor de las personas cercanas y la terapia que ha iniciado hace apenas unas semanas, comenzó las tareas de reconstrucción.
No se sabe cuánto tiempo le llevará acabarlo, pero si se intuyen ya algunas cosas. Este nuevo corazón es diferente porque nace sabiendo que es un corazón solitario, pero que los corazones, por muy solitarios que sean, son capaces de dar mucho amor, aunque sea simplemente ofreciendo una sonrisa espontánea a alguien que no conocemos. Hoy en día, un año después, María sabe también que la mejor manera de alimentar a su nuevo corazón es dando las gracias. Gracias a todas las personas que se han cruzado en su camino alguna vez, porque de todas y cada una de ellas, María ha aprendido en mayor o menor medida cosas útiles y valiosas.

María José Cabrera

dimecres, 26 de gener de 2011

Almas que se encuentran

"Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad."

Jorge Luís Borges

dimarts, 25 de gener de 2011

La joya

Un monje andariego se encontró, en uno de sus viajes, una piedra preciosa, y la guardó en su talega. Un día se encontró con un viajero y, al abrir su talega para compartir con él sus provisiones, el viajero vio la joya y se la pidió. El monje se la dio sin más. El viajero le dio las gracias y marchó lleno de gozo con aquel regalo inesperado de la piedra preciosa que bastaría para darle riqueza y seguridad todo el resto de sus días. Sin embargo, pocos días después volvió en busca del monje mendicante, lo encontró, le devolvió la joya y le suplicó: "Ahora te ruego que me des algo de mucho más valor que esta joya.

Dame, por favor, lo que te permitió dármela a mí".

dilluns, 24 de gener de 2011

Coincidir

Soy vecino de este mundo por un rato
y hoy coincide que también tú estas aquí
coincidencias tan extrañas de la vida
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio? y coincidir

Si navego con la mente en los espacios
o si quiero a mis ancestros retornar
agobiado me detengo y no imagino
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio? y coincidir.....

Si en la noche me entretengo en las estrellas
y capturo la que empieza a florecer
la sostengo entre las manos más me alarma
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio? y coincidir....

Si la vida se sostiene por instantes
y un instante es el momento de existir
si tu vida es otro instante.. no comprendo
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio? y coincidir

Silvio Rodríguez

diumenge, 23 de gener de 2011

La complicación de vivir

"...Después de la primera decepción, nunca más se entregó por completo.

Temía el sufrimiento, la pérdida, la inevitable separación.

Claro, estas cosas estaban siempre en el camino del amor y la única manera de evitarlas era renunciando a recorrerlo.

Para no sufrir era preciso también no amar.

Como si, para no ver las cosas malas de la vida, terminase necesitando agujerearse los ojos.

Era muy complicado vivir. Había que correr riesgos, seguir ciertos caminos y abandonar otros..."

Paulo Cohelo (fragmento)

dissabte, 22 de gener de 2011

Conciencia y reputación

"Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación,porque tu conciencia es lo que eres, ese es tu problema. Tu reputación es lo que los otros piensan de ti,y lo que piensan los demás, es problema de ellos".

divendres, 21 de gener de 2011

Nuestro mundo

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor… aunque la violencia, se practica a plena luz del día.

John Lennon

dijous, 20 de gener de 2011

Si quieres...

Si quieres tener el mar, contémplalo, y abre tus manos en sus aguas y todo el mar estará en ellas…; porque si cierras tus manos para retenerlo, se quedarán vacías.

Si quieres tener un amigo peregrino, déjalo marchar y lo tendrás…; porque si lo retienes para poseerlo, lo estarás perdiendo, y tendrás un prisionero.

Si quieres tener el viento, extiende tus brazos y abre tus manos y todo el viento será tuyo…; porque si quieres retenerlo te quedarás sin nada.

Si quieres tener un hijo, déjalo crecer, déjalo partir, y que se aleje, y lo tendrás maduro a su regreso…; porque si lo retienes poseído lo pierdes para siempre.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa abre los ojos y contempla…; porque si los cierras para retener su luz que ya alcanzaste, te quedarás a oscuras.

Si quieres vivir el gozo de tener libérate de la manía de poseer y retener. Goza de la mariposa que revolotea, goza del río que corre huidizo, goza de la flor que se abre cara al cielo…; goza teniéndolo todo sin poseerlo…sin retenerlo.

¡Sólo así gozarás de la vida, sabiendo que la tienes sin poseerla, dejándola correr sin retenerla.

dimecres, 19 de gener de 2011

La carreta vacía

Caminaba con mi padre, cuando se detuvo en una curva y, después de un pequeño silencio, me preguntó:
- ¿Oyes algo más, que el cantar de los pájaros?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después, le respondí:
- Sí, es el ruido de una carreta.
- Éso es, - me dijo. - Es una carreta vacía.
Pregunté a mi padre:
- ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la hemos visto?
Entonces, otra vez mas, me mostró su sabiduría:
- Es muy fácil darse cuenta: "Cuánto mas vacía está la carreta, mayor es el ruido que hace"
"Me convertí en adulto y hasta hoy, cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todos, siendo inoportuna o violenta, presumiendo de lo que tiene, sintiéndose prepotente y tratando con superioridad a los demás... O a aquellos, que no pueden estar, sin el estímulo de parlantes o de un televisor, que impiden todo tipo de diálogo, tengo la impresión de oir la voz de mi padre diciendo:
- "Cuanto más vacía la carreta, mayor es el ruido que hace" Y a la vez : "cuánto se regocija el corazón, cuando vemos pasar una carreta repleta de carga preciosa... Silenciosa... Plena.

dimarts, 18 de gener de 2011

Imágenes

Trabajaba un padre en su despacho cuando entró su hija pequeña al borde de un ataque de nervios, medio llorosa y compungida.

- ¿Qué pasa hija? ¿Por qué estás tan deprimida?

- ¡Es que mi mesa se desordena demasiado fácilmente! - Dijo la niña.

- Enséñamelo.


Fueron a la habitación de la niña, y esta enseñándole la mesa le dijo:

- ¿Ves? Yo la ordeno, pero se desordena demasiado fácilmente.

El padre extrañado le dice:

- Enséñame como la mesa está ordenada.


La niña recoge todo, pone la taza con los lápices arriba a la derecha, una libreta arriba a la izquierda, una regla a la derecha, una goma de borrar abajo a la izquierda y así sucesivamente hasta que al fin, contenta, dice sonriendo:


- ¡Ya está!

El padre, extrañado pregunta:

- ¿Y si cambio esto de aquí, un poco a la izquierda?

- ¡Ah no Papi! Así ya no está ordenada.

- Ah ¿Y si tomo esto otro y lo cambio por esto?

- ¡Aun me la desordenas más!

- ¿Y si cambio de sitio la taza de los lápices por la libreta?


La niña, al borde de las lágrimas dice:

- ¡Papa! ¡Me estás desordenando toda la mesa!

- No, hija no, la mesa no está desordenada. Lo que pasa es que tú tienes muchas imágenes para que la mesa esté mal, y sólo una para que esté bien.

dilluns, 17 de gener de 2011

La sospecha

Un hombre perdió su hacha; y sospechó del hijo de su vecino. Observó la manera de caminar del muchacho – exactamente como un ladrón. Observó la expresión del joven – idéntica a la de un ladrón. Observó su forma de hablar – igual a la de un ladrón. En fin, todos sus gestos y acciones lo denunciaban culpable de hurto.

Pero más tarde, encontró su hacha en un valle. Y después, cuando volvió a ver al hijo de su vecino, todos los gestos y acciones del muchacho le parecían muy diferentes a los de un ladrón.

Lie Zi

diumenge, 16 de gener de 2011

La cançó de les persones

"Quan una dona de certa tribu d'Àfrica descobreix que està embarassada, se'n va a la selva amb altres dones i juntes resen i mediten fins que apareix la" cançó de la nova criatura".

Quan neix el nadó, la comunitat s'ajunta i li canten la seva cançó. Després, quan el nen comença la seva educació, el poble s'ajunta i li canten la seva cançó. Quan es converteix en adult, la gent s'ajunta novament i canta. Quan arriba el moment del seu casament la persona escolta la seva cançó. Finalment, quan la seva ànima està per anar-se'n d'aquest món, la família i els amics s'aproximen i, igual que en el seu naixement, canten la seva cançó per acompanyar-lo en el "viatge".

"En aquesta tribu d'Àfrica hi ha una altra ocasió en la qual es canta la cançó. Si en algun moment de la seva vida la persona comet un crim o un acte social aberrant, el porten al centre del poblat i la gent de la comunitat forma un cercle al seu voltant. Llavors li canten la seva cançó".

"La tribu reconeix que la correcció de les conductes antisocials no és el càstig, és l'amor i la consolidació de la seva veritable identitat. Quan reconeixem la nostra pròpia cançó ja no tenim desitjos ni necessitat de perjudicar ningú."

"Els teus amics coneixen" la teva cançó "I la canten quan tu l'oblides. Aquells que t'estimen no poden ser enganyats pels errors que comets o les fosques imatges que mostres als altres. Ells recorden la teva bellesa quan et sents lleig; la teva integritat quan estàs trencat; la teva innocència quan et sents culpable i el teu propòsit quan estàs confús."

Tolba Phanem

dissabte, 15 de gener de 2011

Quién puede acabar con el amor?

Hubo una vez en la historia del mundo, un día terrible en el que el odio, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes convocó a una reunión urgente con todos ellos.

Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos mas perversos del corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cual era el propósito.

Cuando estuvieron todos hablo el Odio y dijo: “los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien".

Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba hablando y el siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre si quien seria tan difícil de matar para que el Odio los necesitara a todos.

Quiero que maten al Amor", dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues más que uno le tenía ganas.

El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocare tal discordia y rabia que no lo soportara". Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron tan decepcionados. Lo siento, lo intente todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante.

Fue entonces cuando muy diligente se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder y dijo: En vista de que El Mal Carácter fracaso, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder. Eso nunca lo ignorará. Y empezó la ambición el ataque hacia su víctima quien, efectivamente cayo herida pero después de luchar por salir adelante renuncio a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo.

Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición envío a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas.Pero el Amor confundido lloró, y pensó, que no quería morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.

Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envío a la Frialdad, al egoísmo, a la Cantaleta, La Indiferencia, la Pobreza, La Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre porque cuando el Amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba.

El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los demás: Nada que hacer. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo logramos. De pronto de un rincón del salón se levanto un sentimiento poco conocido y que vestía todo de negro y con un sombrero gigante que caía sobre su
rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte: "Yo matare el Amor", dijo con seguridad.

Todos se preguntaron quien era ese que pretendía hacer solo, lo que ninguno había podido. El Odio dijo, ve y hazlo".

Tan solo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles después de mucho esperar por fin EL AMOR HABIA MUERTO.

Todos estaban felices pero sorprendidos. Entonces el sentimiento del sombrero negro habló: Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y destrozado y sin decir más se marchó.

Espera " dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿¿Quien eres??

El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo:

SOY LA RUTINA.

divendres, 14 de gener de 2011

El hombre sabio

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.
El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.
- ¿Dónde están sus muebles? preguntó el turista. Y el sabio, rápidamente, también preguntó:
- Y dónde están los suyos...?
- ¿Los míos?, se sorprendió el turista. ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!
- Yo también... concluyó el sabio. "La vida en la tierra es solamente temporal... sin embargo, algunos viven como si fueran a quedarse aquí eternamente y se olvidan de ser felices".
"El valor de las cosas no está en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden. Por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas incomparables."

dijous, 13 de gener de 2011

La vasija agrietada

Una cargadora de agua de la China tenía dos grandes vasijas, que colgaban a los extremos de un palo que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua.
Durante dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.
Después de dos años, la tinaja quebrada le habló a la aguadora diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo, porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibirLa vieja aguadora, apesadumbrada, le dijo compasivamente. "Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino."
Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.
La aguadora le dijo entonces: "Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino?".
"Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado, y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi madre. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza."
Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados.

dimecres, 12 de gener de 2011

Cómo nace un paradigma?


Un grupo de científicos colocó cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas.
Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.
Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros le golpeaban.
Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas.
Entonces los científicos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le propinaron una tremenda paliza. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera, aunque nunca supo el por qué de tales golpizas.
Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato. Un tercero fue cambiado y se repitió el hecho, lo volvieron a golpear. El cuarto y, finalmente, el quinto de los veteranos fue sustituido.
Los científicos quedaron entonces con un grupo de cinco monos que, aunque nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas.
Si fuese posible preguntar a alguno de ellos por qué le pegaban a quien intentaba subir la escalera, con certeza la respuesta sería: "No sé, aquí las cosas siempre se han hecho así"

¿Te suena conocido?

dimarts, 11 de gener de 2011

¿Cómo olvidar?


Cómo olvidar los días grises, si son ellos los que me traen el brillo del sol?
Cómo olvidar las derrotas, si son las que me proporcionan las victorias?
Cómo olvidar los errores, si son ellos que me dan las lecciones?
Cómo olvidar la soledad, si fue ella que me hizo entender mis amores y me trajo a mis amigos?
Cómo olvidar las tristezas, si ellas hicieron que mi suerte cambiara?
Cómo olvidar los planes fracasados, si el fracaso me puede enseñar a soñar?

divendres, 7 de gener de 2011

Cuento taoísta

Dos monjes paseaban por el jardín de su monasterio, conversando sobre asuntos intrascendentes, cuando uno de ellos paró su pie un segundo antes de aplastar a un hermoso caracol que se cruzaba por el húmedo sendero. Con delicada precisión tomó al desorientado animalito entre su pulgar y su índice y lo miró tiernamente. El monje se sentía feliz de no haber interrumpido el ciclo de vida y muerte de ese pequeño destino. Delicadamente lo colocó encima de una fresca lechuga.

Sonriente miró a su compañero buscando su complacencia, pero se encontró un rostro frío que encorvaba una ceja:

-¡Incosciente! Ahora, salvando a ese insignificante caracol, pones en peligro el huerto de lechugas que nuestro jardinero cultiva con tanto esmero.

Ambos discutieron acaloradamente bajo la mirada curiosa de otro monje que se acercó a arbitrar la disputa. Como no conseguían ponerse de acuerdo, este último propuso contarle el caso al gran sacerdote. Él sería lo bastante sabio para decidir cual de los dos tenía razón.

Se dirigieron pues, los tres al anciano, y el primer monje expuso el caso.

-Has hecho bien. Era lo que convenia hacer -contestó el sacerdote.

El segundo monje dio un brinco:

-¿Cómo? ¿Salvar a un devorador de ensaladas?¿Eso es lo que convenía hacer? Debíamos haber proseguido nuestro camino sin importarnos si aplastábamos aquel minúsculo caracol. Eso hubiese protegido el trabajo del jardinero gracias al cual tenemos todos los días buenos alimentos para comer.

El gran sacerdote escuchó, movió pensativo la cabeza y dijo:

-Es verdad. Es lo que convendría haber hecho.Tienes razón.

El tercer monje, que había permanecido en silencio hasta entonces, se adelantó:

-¡Pero si sus puntos de vista son diametralmente opuestos! ¿Cómo pueden tener razón los dos?

El gran sacerdote miró largamente al tercer interlocutor. Reflexionó, movió la cabeza y con una cálida sonrisa en su rostro sentenció:

-Es verdad. También tú tienes razón.

Siempre me quedará

Cómo decir que me parte en mil
las esquinitas de mis huesos,
que han caído los esquemas de mi vida
ahora que todo era perfecto.
Y algo más que eso,
me sorbiste el seso y me decían del peso
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.

Me cuesta abrir los ojos
y lo hago poco a poco,
no sea que aún te encuentre cerca.
Me guardo tu recuerdo
como el mejor secreto,
que dulce fue tenerte dentro.

Hay un trozo de luz
en esta oscuridad
para prestarme calma.
El tiempo todo calma,
la tempestad y la calma,
el tiempo todo calma,
la tempestad y la calma.

Siempre me quedará
la voz suave del mar,
volver a respirar la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír
y cada día un instante volver a pensar en ti.
En la voz suave del mar,
en volver a respirar la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír
y cada día un instante volver a pensar en ti.

Cómo decir que me parte en mil
las esquinitas de mis huesos,
que han caído los esquemas de mi vida
ahora que todo era perfecto.
Y algo más que eso,
me sorbiste el seso y me decían del peso
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.

Siempre me quedará
la voz suave del mar,
volver a respirar la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír
y cada día un instante volver a pensar en ti.
En la voz suave del mar,
en volver a respirar la lluvia que caerá
sobre este cuerpo y mojará
la flor que crece en mi,
y volver a reír
y cada día un instante volver a pensar en ti.



dijous, 6 de gener de 2011

La pareja ideal

Nasrudin conversaba con un amigo.
- Entonces, ¿nunca pensaste en casarte?
- Sí, pensé –respondió Nasrudin. – En mi juventud resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el desierto, llegué a Damasco y conocí a una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.
Continué viajando y fui a Isfahan; allí encontré a una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cené en la casa de una moza bonita, religiosa y conocedora de la realidad material.
- ¿Y por qué no te casaste con ella?
- ¡Ah, compañero mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.

Paulo Cohelo

dimecres, 5 de gener de 2011

Obstáculos

Voy andando por un sendero. Dejo que mis pies me lleven.

Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorte la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.

Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esta ciudad. Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo cual aspiro, o que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.

Me imagino que todo eso está en esa ciudad. Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella. A poco de andar, el sendero se hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no me importa.

Sigo. Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino. Al acercarme, veo que una enorme zanja me impide mi paso. Temo… dudo.
Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente. De todas maneras decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto… Consigo pasarla. Me repongo y sigo caminando.

Unos metros más adelante, aparece otra zanja. Vuelvo a tomar carrera y también la salto. Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado. Me sorprende un abismo que detiene mi camino. Me detengo. Imposible saltarlo.

Veo que a un costado hay maderas, clavos y herramientas. Me doy cuenta de que está allí para construir un puente. Nunca he sido hábil con mis manos… Pienso en renunciar. Miro la meta que deseo… y resisto.

Empiezo a construir el puente. Pasan horas, o días, o meses. El puente está hecho. Emocionado, lo cruzo. Y al llegar al otro lado… descubro el muro. Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños…

Me siento abatido… Busco la manera de esquivarlo. No hay caso. Debo escalarlo. La ciudad está tan cerca… No dejaré que el muro impida mi paso.

Me propongo trepar. Descanso unos minutos y tomo aire… De pronto veo, a un costado del camino un niño que me mira como si me conociera. Me sonríe con complicidad.

Me recuerda a mí mismo… cuando era niño.

Quizás por eso, me animo a expresar en voz alta mi queja: -¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño se encoge de hombros y me contesta: -¿Por qué me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras… Los obstáculos los trajiste tú.

Jorge Bucay

dimarts, 4 de gener de 2011

La riqueza

Un día como cualquiera, un padre de una familia adinerada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito que su hijo viera cuan pobre era la gente que vive en el campo.

Estuvieron pasando todo el día y la noche en una granja de una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje, ya de regreso a casa, el padre le pregun­ta a su hijo:

Padre: ¿Qué te pareció el viaje?

Hijo: Muy bonito, papá

Padre: ¿Viste lo pobre que puede ser la gente?

Hijo: Si

Padre: ¿Y qué aprendiste?

Hijo: Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cinco. Nosotros tenemos una piscina larga hasta la mi­tad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta la muralla de la casa, el de ellos tiene todo un horizonte. Ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia, tú y mi mamá tienen que trabajar todo el día y casi nunca los veo.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo, y su hijo agregó:

Gracias papá, por enseñarme lo ricos que podemos lle­gar a ser!!!

dilluns, 3 de gener de 2011

Sonrisa

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.
Proverbio escocés

Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
William Shakespeare

Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.
Gabriela Mistral

Aquel cuya sonrisa le embellece es bueno; aquel cuya sonrisa le desfigura es malo
Proverbio húngaro

El maquillaje que embellece más es una sonrisa sincera.
Anónimo

diumenge, 2 de gener de 2011

Propósito: dejar de decirme NO





He comenzado este año con la intención de dejar de decirme NO. Quiero permitirme sentir, pensar, actuar libremente... vivir! Ya nos son impuestas suficientes prohibiciones desde que nacemos, bien sea por nuestra familia, por las personas que nos educaron o por la sociedad. Quiero llegar a un buen equilibrio y también quiero aprender y descubrir posibilidades que desconozco en mí misma. Quiero saber que puedo sentir esa serenidad en mi interior que tanto anhelo. Quiero compartir.

dissabte, 1 de gener de 2011

Feliz año nuevo!


Otras celebraciones de Año Nuevo

  • Algunos miembros de la Iglesia ortodoxa, como mantienen el calendario juliano, festejan el Año Nuevo el 14 de enero.
  • Tết, celebración del Año Nuevo vietnamita, se celebra junto al Año Nuevo Chino.
  • El Año nuevo musulmán se celebra el 1 de muharram, cuya fecha correspondiente en el calendario gregoriano varía de año en año puesto que el calendario musulmán es lunar.
  • Losar, celebración del Año Nuevo tibetano, se realiza entre enero y marzo.
  • Nouruz, celebración del Año Nuevo Iraní, se lleva a cabo en el equinoccio de la primavera (21 de marzo, aproximadamente).
  • Naw-Rúz, la celebración de la Fe bahá'í, se realiza en el equinoccio primaveral (21 de marzo).
  • Ugadi, celebración del Año Nuevo telugú, se efectúa entre marzo y abril.
  • En Tailandia, Camboya, Birmania y Bengala el año nuevo se celebra el 14 de abril.
  • We Tripantu, la celebración del Año Nuevo mapuche, tiene lugar el 24 de junio.
  • Inti Raymi, la celebración del Año Nuevo inca, ocurre el 22 de junio.
  • El Año Nuevo Aymara se celebra cada 21 de junio, la época del solsticio, con la llegada del invierno.
  • Rosh Hashanah, la celebración del Año Nuevo judío, suele llevarse a cabo en septiembre.
  • Enkutatash, la celebración del Año Nuevo Etíope, el 11 de septiembre.
  • 1 de Vendimiario, celebración de Año Nuevo según el calendario republicano francés, equivale al 22 de septiembre.
  • Samhain, celebración de Año Nuevo del neopaganismo celta, cerca del 1 de noviembre.
  • El Año Nuevo hindú se celebra dos días antes del festival de Diwali, a mediados de noviembre.
  • Entre los aborígenes guanches de Tenerife (Canarias, España), el Año Nuevo se celebraba con la recogida de las cosechas (aproximadamente el 15 de agosto), y se conocía con el nombre de Beñesmer.
  • Entre los rosacruces de AMORC se celebra el año nuevo entre el 21 de marzo y el 23 de marzo, lo más cerca posible del equinoccio de primavera.
(de Wikipedia)